Tecnología Hecha Palabra > Sociedad > Política y economía >
Rating: Rating: 5.0 - Votos: 1
21/05/2019
La hipertecnológica Estonia vota en línea para el Parlamento Europeo
 Vote:
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble


Tallin, Estonia (mail.com / AP) - Estonia se vio afectada por ataques cibernéticos en redes gubernamentales durante una disputa con Rusia en 2007. Hoy en día, la pequeña nación conocedora de la tecnología está tan segura de sus defensas cibernéticas que es el único país del mundo que permite la votación por Internet para todo el electorado, en cada elección, y miles ya lo han hecho en las actuales elecciones al Parlamento Europeo.

La votación por Internet (o i-vote) ha estado disponible desde 2005 en la nación que otorgó Skype al mundo, y el porcentaje de votantes que utilizan Internet para emitir su voto ha aumentado con cada elección, alcanzando al 44% de los votantes en las elecciones nacionales del pasado mes de marzo.

Linda Lainvoo fue una de las primeras estonias en votar en las elecciones al Parlamento Europeo, lo cual cumplió en un café antes de ir a trabajar el jueves por la mañana. La funcionaria de 32 años ha votado en línea desde que fue elegible para votar por primera vez.

"No podía imaginar mi vida de otra manera", dijo Lainvoo luego de ingresar a un portal en línea seguro con su tarjeta de identificación y un código PIN. "Hago todo en línea para no tener que hacer colas y hacer cosas en papel".

Después de descargar una aplicación e identificarse, vio las listas electorales dentro de una "cabina de votación" virtual y seleccionó a su candidata. Las elecciones se están celebrando del 23 al 26 de mayo en el bloque de 28 miembros para llenar el Parlamento Europeo con 751 escaños, donde Estonia, una nación de solo 1.3 millones, tiene seis representantes.

Algunos otros países han integrado la tecnología en la votación en diversos grados. Varios estados de EE. UU., por ejemplo, utilizan cabinas electrónicas para los votantes. Pero son máquinas físicas ubicadas en puestos de votación y, a diferencia del sistema de Estonia, no permiten a los ciudadanos iniciar sesión y votar desde cualquier lugar que deseen.

Lainvoo tardó unos 30 segundos en votar y, para cuando ella terminó, otros 2.000 habitantes de Estonia también habían votado. El sistema de votación i de Estonia se extiende desde el 10 hasta el cuarto día antes de las elecciones y permite a las personas emitir múltiples boletas, con solo el último voto. Esto tiene como objetivo prevenir la coerción de los votantes.

De acuerdo con el jefe de la Oficina Electoral de Estonia, Priit Vinkel, los hombres jóvenes y expertos en tecnología formaron la mayor parte de los votantes i en las primeras elecciones. Pero después de cuatro elecciones se "difundió en el electorado y no podemos decir quién es el i-elector. Cualquier elector elegible puede ser un i-elector".

La investigación de la comisión electoral muestra que la votación por Internet aumenta significativamente la participación de los estonios en el extranjero y de las personas que viven a más de 30 minutos de una mesa electoral. Si bien es difícil cuantificar el impacto de la votación i en los números de participación general, Vinkel dice que es un "método de votación pegajosa" que ha "detenido la alienación", lo que significa que la mayoría de las personas que han votado en línea al menos una vez siguen votando electrónicamente más propensos que los votantes promedio a seguir votando.

Cuando Estonia se separó de la Unión Soviética y declaró su independencia hace casi tres décadas, emprendió un programa de modernización que incluía la digitalización desde el principio. El país ha introducido un sistema nacional de identificación de alta tecnología en el que las tarjetas de identificación física están vinculadas a firmas digitales que los ciudadanos utilizan no solo para votar, sino también para pagar impuestos y acceder a los registros de salud y escolares.

Pero ha habido vulnerabilidades. En 2007, un ataque cibernético masivo paralizó las redes del país tras una disputa con Rusia por la eliminación de Estonia de un memorial de guerra de la era soviética en Tallin. La escala sin precedentes del ataque obligó a los gobiernos de todo el mundo a reconsiderar la importancia de la seguridad y la defensa de la red.

Estonia, que limita con Rusia, se tomó el tiempo de incorporar seguridad y privacidad a su modelo. Creó una plataforma que admite la autenticación electrónica y las firmas digitales para permitir las comunicaciones sin papel, en contraste con los esfuerzos fallidos de las empresas privadas para proporcionar sistemas de votación en línea seguros en los Estados Unidos, por ejemplo.

El arquitecto del sistema de votación i de Estonia, Arne Ansper, lo compara con la votación postal. Un sobre externo verifica la identidad del votante, una firma digital para la votación por Internet, que luego se retira de la boleta, dejando un sobre interno anónimo que garantiza el secreto de la votación. Este sobre luego se desencripta al final de la elección.

La transparencia y la seguridad se han incorporado al sistema al permitir que las personas verifiquen que su voto se ha contabilizado correctamente, mientras que un sistema de terceros crea registros que se comparan con los resultados de las urnas y que revelarían cualquier discrepancia.

El papel desempeñado por las redes sociales y las cuentas falsas utilizadas para difundir noticias falsas en las elecciones de 2016 en los Estados Unidos también ha obligado a los gobiernos a reevaluar la interferencia electoral. "La confianza es el factor primordial para garantizar que la votación basada en Internet se lleve a cabo", dijo Tonu Tammer, de la agencia gubernamental a cargo de la seguridad de las redes informáticas de Estonia.

Tammer dice que su organización está continuamente monitoreando y adaptándose a posibles amenazas para el sistema, pero dice que existen mayores riesgos que un ataque de internet. "La principal preocupación cuando se trata de la confianza es la difusión de noticias falsas", dijo, y explicó que es más fácil erosionar la confianza alegando fraude electoral que realizando un ataque exitoso.

El viernes, la Comisión Europea criticó a los gigantes de las redes sociales Facebook, Google y Twitter por no hacer lo suficiente para combatir la desinformación antes de las elecciones de la UE. Pero con más de 82.500 personas que ya han votado en línea el lunes, parece que la confianza sigue siendo fuerte.

De vuelta en el café de Tallin, Lainvoo cierra su computadora portátil y se prepara para irse a la oficina. "No soy una persona de TI, pero confío en su experiencia, y también confío en mi estado", dijo.


Para obtener más noticias de The Associated Press sobre las elecciones al Parlamento Europeo, visite https://www.apnews.com/EuropeanParliament

Sigue a David Keyton en Twitter e Instagram: @DavidKeyton

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

FUENTE

mail.com / AP



Comentarios
0 comentarios para este artículo.

Realice su comentario aquí
Nombre y Apellido:
Comentario:
IMPORTANTE:
  1. Los comentarios no reflejan la opinión de tecnologiahechapalabra.com, sino la de los usuarios, y son ellos los únicos responsables de las opiniones aquí presentadas.

  2. El usuario acepta ceñirse al Código de Conducta de TecnologiaHechaPalabra.com cuyo contenido ha leído y acepta en toda su extensión.

Ver histórico de Artículos

  Tecnología Hecha Palabra > Sociedad > Política y economía > Ir al principio  




ENCUESTA
La conexión de internet en mi hogar se cae...
  
  
  
  
  
  
Ver resultados
Yolk Visual









CAVEDATOS
Ayuda al Paciente Oncológico
TuComiquita.com
Home | Audio y Video | Publicidad | Suscripción | Titulares | RSS - Tecnología Hecha Palabra (THP) | Foros | Nosotros | Contáctenos
Condiciones de uso y Aviso Legal | Privacidad | Código de Conducta | Accesibilidad | Mapa del Site

'Publicación Tschernig ® Derechos reservados © Copyright 2005-2019 Tschernig' Desarrollado por: