Tecnología Hecha Palabra > Sociedad > Política y economía >
Rating: Rating: 4.8 - Votos: 5
28/07/2018
Inversión extranjera directa hacia Latinoamérica y el Caribe cae por tercer año consecutivo en 2017
 Vote:
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

El flujo de Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe cayó por tercer año consecutivo a US $ 161.673 millones de dólares, 3,6% menos que el año anterior y 20% por debajo del nivel alcanzado en 2011.


En un nuevo informe anual, la CEPAL llama a los gobiernos a incentivar la inversión de calidad que sea compatible con el desarrollo sostenible.

A pesar de un contexto internacional caracterizado por un crecimiento más fuerte en la economía global, abundante liquidez internacional, altos retornos corporativos y optimismo en los mercados financieros, el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe - en promedio, y con gran heterogeneidad dentro la región - cayó por tercer año consecutivo en 2017 a US $ 161.673 millones de dólares, 3,6% menos que el año anterior y 20% por debajo del nivel alcanzado en 2011.

Esto es según el informe Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2018, publicado en julio por la CEPAL en una conferencia de prensa de principios de mes en la Ciudad de México dirigida por su Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena. En este documento, la comisión regional de las Naciones Unidas insta a los gobiernos a incentivar la IED de calidad compatible con el desarrollo sostenible, sobre todo para promover un cambio en las estructuras productivas de los países que permita el cumplimiento de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) explica que, en un análisis a mediano plazo, la persistente caída de la IED desde 2011 puede atribuirse a los menores precios de los productos básicos de exportación, que han reducido significativamente la inversión en industrias extractivas, y a la recesión económica experimentada en 2015 y 2016, principalmente en Brasil. Sin embargo, estas dos tendencias se revirtieron parcialmente en 2017 cuando la región reanudó el crecimiento (1,3% del PIB) y los precios del petróleo y los metales aumentaron. Este aumento en los precios elevó el rendimiento de la inversión después de varios años de caídas, lo que también alentó la reinversión de las ganancias, aunque no lo suficiente como para compensar la caída de la IED en las industrias extractivas, indica el informe.

Mientras que en 2016 la gran mayoría de los países de la región experimentaron caídas en sus entradas de IED, en 2017 la IED aumentó en la mayoría de ellos. Sin embargo, se registraron caídas en Brasil (donde cayó 9.7%) y Chile (-48%), y en menor medida en México (-8.8%).

En Centroamérica, la IED aumentó por octavo año consecutivo (a $ 13,083 millardos de dólares), con un aumento particularmente notable en Panamá, que alcanzó US $ 6.066 millones. En el Caribe, los flujos crecieron 20% a $ 5,835 millardos de dólares, más de la mitad (60%) se destinó a la República Dominicana. En estos países, el aumento de las inversiones en el área del turismo ha sido muy significativo, pero los flujos hacia el sector de los recursos naturales también han aumentado en Jamaica y Guyana.

Según el informe de IED de la CEPAL, las principales fuentes de inversión extranjera directa en la región en 2017 fueron la Unión Europea y los Estados Unidos, respectivamente. La prevalencia de Europa es particularmente notable en América del Sur, mientras que los Estados Unidos siguen siendo el principal inversor en México y América Central.

En el mediano plazo, la caída de la IED en la región que se viene produciendo desde 2011 hasta hoy se ha concentrado casi exclusivamente en el sector de recursos naturales, con una caída del 63%. Las entradas de IED en el sector de los servicios disminuyeron un 11% y aumentaron ligeramente en el sector manufacturero. Esta reorganización crea oportunidades para enfocar la inversión en aquellos sectores con mayor capacidad para impulsar el cambio estructural y el desarrollo sostenible en la región, un proceso que debe ir acompañado de políticas que apoyen el desarrollo de capacidades en los países receptores.

"No se trata simplemente de crear las condiciones para que el capital extranjero ingrese, se trata de atraer inversiones que se conviertan en fuentes de desbordamiento tecnológico, productivo y relacionado con el empleo, y que estén orientadas hacia un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible", subrayó Bárcena.

El informe enfatiza que sectores como las energías renovables, las telecomunicaciones y la fabricación de automóviles son ejemplos de cómo la IED puede contribuir a diversificar la estructura productiva, mejorar las capacidades locales, crear empleos de calidad y generar vínculos con proveedores locales y regionales. En este sentido, se destaca la creciente inversión en el sector automotriz en México y Brasil, o en manufacturas y servicios para la exportación en Centroamérica y la República Dominicana (ambos temas se tratan en capítulos separados de la publicación). Sin embargo, estos casos aún son insuficientes para lograr una transformación productiva en la región, advierte el informe.

Según el documento, las tendencias mundiales también apuntan a la estabilidad y para 2018 no hay un pronóstico de cambio en el escenario, lo que significa que las entradas de IED en la región se mantendrán estables en torno al valor observado en 2017, con un margen de error del 2%.

Agrega que el contexto internacional de incertidumbre favorece un patrón de crecimiento en países líderes en los que la inversión doméstica y las capacidades locales son factores clave. A pesar de la recuperación en los precios de las materias primas y el interés en nuevos productos como el litio, los grandes flujos de IED en recursos naturales vistos en la última década no se repetirán, afirma la CEPAL.

Mientras tanto, las salidas de IED de los países de la región cayeron más bruscamente que las entradas y totalizaron solo $ 23,416 mil millones de dólares en 2017, 34% por debajo de lo que se marcó en 2016 y menos de la mitad de lo que se vio en 2014. Las empresas de Translatina se expandieron enormemente entre 2006 y 2014, no lograron diversificar su estrategia más allá de las industrias extractivas o la búsqueda de mercados en otros países de la región, lo que significó que en un contexto de recesión (o bajo crecimiento, dependiendo del país) y menores precios del petróleo y minerales, han tenido que restringir sus operaciones en el exterior o, al menos, detener su crecimiento.


Obtenga un resumen del informe completo (pdf) aquí.

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

FUENTE

cepal.org
1-Comunicado



Comentarios
0 comentarios para este artículo.

Realice su comentario aquí
Nombre y Apellido:
Comentario:
IMPORTANTE:
  1. Los comentarios no reflejan la opinión de tecnologiahechapalabra.com, sino la de los usuarios, y son ellos los únicos responsables de las opiniones aquí presentadas.

  2. El usuario acepta ceñirse al Código de Conducta de TecnologiaHechaPalabra.com cuyo contenido ha leído y acepta en toda su extensión.

Ver histórico de Artículos

  Tecnología Hecha Palabra > Sociedad > Política y economía > Ir al principio  




ENCUESTA
La conexión de internet en mi hogar se cae...
  
  
  
  
  
  
Ver resultados
Yolk Visual









CAVEDATOS
Ayuda al Paciente Oncológico
TuComiquita.com
Home | Audio y Video | Publicidad | Suscripción | Titulares | RSS - Tecnología Hecha Palabra (THP) | Foros | Nosotros | Contáctenos
Condiciones de uso y Aviso Legal | Privacidad | Código de Conducta | Accesibilidad | Mapa del Site

'Publicación Tschernig ® Derechos reservados © Copyright 2005-2018 Tschernig' Desarrollado por: