Tecnología Hecha Palabra > Datos > Soluciones > Nuevas Tecnologías y Productos >
Rating: Rating: 5.0 - Votos: 1
04/06/2016
La obsolescencia del humano en la manufactura: ¿Cuáles industrias dejarán de usar humanos?
 Vote:
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

Hasta no hace mucho, la mayoría de los robots presentes en la industria se dedicaban a operaciones pesadas y relativamente sencillas. Solían ser maquinaria pesada, peligrosa para quien esté alrededor o cerca de sus brazos articulados y generalmente limitados a una tarea, como soldar, pintar o mover grandes y pesados elementos del producto final.

Sin embargo, los robots de nueva generación que se están instalando en las fábricas no tienen nada que ver con los modelos que conocíamos hasta ahora. Pueden trabajar junto a humanos sin ponerlos en peligro y ayudan al montaje de toda clase de productos, desde camiones hasta delicados móviles. Esto no solamente cambiará la manera en la que muchos productos están hechos y la competencia entre compañías, es muy probable que también cambien por completo la estructura social de los países y la rivalidad entre países. 

Los robots ya no son maquinaria pesada

De momento, es todavía un movimiento imperceptible para la mayoría, pero ya hay bastantes ejemplos para poder ver que realmente vamos hacia un cambio de sociedad muy profundo. Si miramos en la industria pesada, como la del automóvil (tradicionalmente más proclive a usar robots para la producción), cada vez hay más robots que efectúan tareas más complejas y delicadas junto a humanos. Renault, por ejemplo, ha instalado 15 robots de la firma danesa Universal Robots AS en su factoría gala de motores situada en la localidad de Cléon. Allí, los robots con brazos de 1,20 m y seis juntas rotatorias atornillan los elementos del motor en zonas en las que un operario no llegaría.

Además, el robot verifica que la tuerca esté apretada con la tensión correcta y que se usan los componentes adecuados para la fabricación del motor. Son "robots colaborativos" que pueden funcionar junto a operarios (gracias a cámaras y sensores que detectan la presencia humana y evitar así accidentes) y que pueden ser utilizados, si fuese preciso, en otra zona de la fábrica para otra operación.

Y es que las posibilidades de estas nuevas generaciones de robots son capaces además de comprobar si es la pieza adecuada la que usa para el montaje o bien qué tipo de pieza es. Es decir, no aplicará la misma fuerza en sus pinzas si tiene que coger un pesado cilindro que si ha de instalar una fina y frágil junta de culata, por poner un ejemplo teórico. Son tareas que hasta ahora sólo podía realizar un humano, capaz de adaptarse a cada situación.


Cuando el operario es redundante

Los progresos de la robótica son tales que ahora los robots se emplean en la fabricación de productos tan complejos y delicados como los de la electrónica de consumo. Así, la empresa china Foxconn, que fabrica la gran mayoría de los productos de Apple y de Samsung, ha decidido prescindir de 60.000 de sus 110.000 operarios que tenía en las líneas de montaje. Ya no son necesarios, pues unos robots realizarán ahora sus tareas.

La decisión de Foxconn se explica por la mejora en los salarios y en la cobertura social de los trabajadores en China. Al final, para la empresa todo es una cuestión de costes. En el caso de operaciones repetitivas, la robótica permite una mayor productividad reduciendo drásticamente los costes fijos de la empresa (nóminas, prestaciones sociales, etc), pues prescinde de una parte importante de la mano de obra. El antiguo CEO de McDonald's, Ed Ransi, lo explico de forma gráfica: "es más barato comprar un robot de 35.000 dólares que pagar a un ineficiente empleado 15 dólares la hora para que embolse patatas fritas". 

Cambios en la sociedad

Y no es algo puntual a la fábrica de Foxconn situada en la región de Kunshan. El jefe de publicidad de Kunshan (en China, las entidades estatales y locales son copropietarias de las fábricas que hay en su territorio) explicaba que "más compañías van a seguir el ejemplo de Foxconn". Desde septiembre de 2014 hasta hoy, 505 fábricas en las regiones de Dongguan, en la provincia de Guangdong, invirtieron 4.200 millones de yuanes (unos 567 millones de euros) en robots con la finalidad de sustituir a cientos de operarios. 

La robótica está haciendo peligrar muchos puestos de trabajo, especialmente los menos cualificados y los más repetitivos. Un informe de Deloitte realizado en colaboración con la Universidad de Oxford sugiere que el 35 % de los empleos están en peligro en los próximos 20 años. En ese informe, incluso el trabajo de un gestor fiscal tiene un 95 % de posibilidades de ser sustituido por alguna forma de automatismo en los próximos 20 años.

Estos cambios también tienen efectos sobre la rivalidad entre países. Si empresas chinas invierten en robótica es para no que no cierren fábricas en su territorio, al perder la ventaja estratégica de una mano de obra baratísima. Por ejemplo, Adidas cierra una parte de sus fábricas en China para traer de nuevo la producción a Europa y a Estados Unidos. La mano de obra en China ya no es tan barata como antes, por eso Adidas crea sus fábricas automatizadas (a primera factoría se pondrá en marcha este mismo año) sin intervención humana y las instalará en Alemania, Francia y Estados Unidos. La factoría está cerca del mercado que abastace: se reducen drásticamente los costes fijos, los costes logísticos (ya no hay que traer containers de China), etc.

Renta mínima garantizada

A medida que los robots y los automatismos en general empiezan a sustituir la mano de obra no cualificada y que a medio plazo podrían incluso sustituir profesionales muy cualificados, surge la cuestión del empleo de millones de personas. Es cada vez más evidente que no habrá trabajo para toda la población.
Economistas, como Andrew McAfee, y personalidades, como el autor-empresario de Silicon Valley Martin Ford, tienen claro que no habrá trabajo para todos en el futuro. Ambos llevan abogando por la creación por los estados de una renta mínima para sus habitantes. Martin Ford va un poco más lejos en su teoría afirmando en su libro Rise of The Machines, que una gran parte de esa renta se generaría por la producción realizada por las máquinas.

Aunque la visión de Martin Ford parezca un tanto idílica, algunos países admiten de forma tácita que efectivamente no habrá trabajo para todos. Y son precisamente esos países los que empiezan a experimentar con la idea de una renta mínima para toda la población, como Finlandia o Canadá.

Obviamente, nadie puede predecir si la idea de la renta mínima garantizada se podrá implementar y con qué grado de éxito, pero con el tiempo se hará evidente que las empresas que producen bienes y servicios mediante automatismos deberán encontrar un mercado. Y la renta mínima debería garantizar la supervivencia de ese mercado.

Y es que las inversiones y los costes se hacen pensando en mercados amplios. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2015 se vendieron algo más de 290 millones de terminales. Si el 35 % de los clientes no tienen trabajo ni renta, las ventas bajarían como mínimo otro 35 %. Y a ese nivel es una catástrofe para las empresas.

Aunque, quién sabe, al final esas grandes líneas de montaje con cientos de robots no sean necesarios porque las impresoras 3D se habrán popularizado tanto como los telefónos móviles.

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

FUENTE

Daniel Murias - xataca.com
xatakaciencia.com



Comentarios
0 comentarios para este artículo.

Realice su comentario aquí
Nombre y Apellido:
Comentario:
IMPORTANTE:
  1. Los comentarios no reflejan la opinión de tecnologiahechapalabra.com, sino la de los usuarios, y son ellos los únicos responsables de las opiniones aquí presentadas.

  2. El usuario acepta ceñirse al Código de Conducta de TecnologiaHechaPalabra.com cuyo contenido ha leído y acepta en toda su extensión.

Ver histórico de Artículos

  Tecnología Hecha Palabra > Datos > Soluciones > Nuevas Tecnologías y Productos > Ir al principio  




ÁREA DE USUARIO
Dirección de Correo

Password
¿Olvidó su Password?
Regístrese ahora
ENCUESTA
¿Que hace con más frecuencia con su celular?
  
  
  
  
  
Ver resultados








Home | Audio y Video | Publicidad | Suscripción | Titulares | RSS - Tecnología Hecha Palabra (THP) | Foros | Nosotros | Contáctenos
Condiciones de uso y Aviso Legal | Privacidad | Código de Conducta | Accesibilidad | Mapa del Site

'Publicación Tschernig ® Derechos reservados © Copyright 2005-2017 Tschernig' Desarrollado por: